5 buenas prácticas para detectar y anticiparte a ataques de SEO negativo

El SEO Negativo es una realidad. Se compone de una serie de técnicas destinadas a perjudicar en el posicionamiento web de otras empresas y desacreditar su reputación online. Se trata de prácticas muy perseguidas por Google y que suponen un riesgo importante para cualquier negocio digital.

¿Qué es el SEO Negativo y cómo afecta al posicionamiento Web?

A continuación te proporcionamos algunos consejos sobre cómo protegerte de este tipo de amenazas:

SEO Negativo y backlinks

Los ataques llevados a cabo a partir de una estrategia de linkbuilding o backlinks son muy habituales. Por suerte no tiene causa efectos negativos en aquellas páginas que cuentan con cierta antigüedad y autoridad dentro de la red. Sin embargo, al ser un método muy económico y fácil de aplicar se ha extendido significativamente con el paso del tiempo. Consiste en la inserción de enlaces masivos dentro de páginas y foros abandonados o que carecen de un sistema de moderación. A partir de la Search Console de Google es posible monitorizar la cantidad de enlaces que apuntan a una página web. Llevar un control de los backlinks te ayudará a la hora de aplicar medidas preventivas y correctivas. Además, existen sistemas de notificación automáticos capaces de avisarte en tiempo real de los enlaces que se generan apuntando a tu dominio. Cuando detectes la aparición de enlaces negativos procura ponerte en contacto con los administradores del site en que se ubican. Si no es posible, puedes utilizar herramientas para desautorizar enlaces externos como Disavow.

SEO Negativo y palabras clave

Los ataques a partir de enlaces masivos mediante anchor text o texto ancla que funcionan como spam pueden provocar penalizaciones por parte de Google. Al revisar los enlaces externos que apuntan a tu web puedes descubrir una elevada cantidad de enlaces generados a partir de textos ancla basados en keywords extrañas y que no se relacionan con tus contenidos. Si por ejemplo tu página web es sobre automóviles y descubres que hay una elevada cantidad de enlaces externos cuyo anchor text está relacionado con piratería o en otros idiomas no existe demasiado peligro. Es poco probable que Google penalice tu sitio web por este motivo. Sin embargo cuando el anchor text de estos enlaces está compuesto por palabras clave relacionadas con tu contenido y aquellas con las que te estás posicionando es muy probable que Google entienda que estás practicando una estrategia de posicionamiento web poco honesta por lo que es probable que penalice tu sitio. El resultado será la activación de Penguin que desvalorizará todas los enlaces externos e internos de tu sitio web. Si este es el caso lo más aconsejable es reducir la densidad de palabras clave afectadas dentro de nuestros contenidos. Es importante que esta reducción de enlaces se haga de forma gradual y lo más natural posible porque de lo contrario podríamos levantar nuevamente sospechas de cara a Google. Para reducir la densidad puedes sustituir las Keywords comerciales o principales por otras neutras. Un buen ejemplo sería sustituir por ejemplo “Nuestros Concesionarios Opel” por “pincha aquí”.

SEO Negativo y redirecciones tóxicas

Cuando un dominio se ve afectado por cualquier ataque de SEO Negativo se puede optar por soluciones correctivas ineficaces e incluso perjudiciales. Un ejemplo es la redirección del tráfico desde este dominio afectado a un nuevo dominio después de trasladar los contenidos. Después de implementar esta solución el resultado es que la penalización continúa y además acaba por alcanzar al nuevo dominio. Esto puede ser utilizado por tu atacante haciendo redirecciones a tu página web desde dominios en mal estado con la intención de que penalicen tu página web. Para proteger tu website de este tipo de amenazas es recomendable incluir el dominio redirigido dentro de un fichero Disavow y además tratar de cancelar dicha redirección contactando con el servidor de la web.

SEO Negativo y estrategias de Ingeniería Social

A veces las técnicas para perpetrar ataques de SEO Negativo son más sutiles y difíciles de detectar. Las estrategias se Ingeniería Social más habituales se basan en la suplantación de identidad de tu propio negocio o en la de tus propios clientes y seguidores.

En muchas ocasiones los atacantes se hacen pasar por ti a través de correo electrónico y contactan a los editores de los medios donde se ubican tus backlinks positivos. Suelen alegar que Google los ha identificado como enlaces negativos y están afectando a tu estrategia de posicionamiento web. En otras ocasiones se hacen pasar por una agencia de marketing que está reestructurando la estrategia Linkbuilding de tu página y solicitan la supresión de dichos enlaces. Para evitar este problema es importante que llevemos un seguimiento preciso de todos nuestros backlinks y en caso de percibir cualquier anomalía contactemos cuanto antes con el equipo editorial de dichos medios para descubrir dónde está la raíz del problema.

También puede darse el caso de que el agresor cree perfiles falsos de supuestos clientes de tu empresa y publique reseñas negativas de forma masiva en plataformas como Google my Business. Llevar un control de las reseñas de tu negocio en este tipo de plataformas te ayudará a denunciar este tipo de ataques y bloquearlos.

SEO Negativo y los contenidos duplicados

El contenido duplicado puede perjudicar gravemente a tu estrategia de posicionamiento web. Una de las estrategias más utilizadas para devaluar la autoridad de una web es la generación de contenidos duplicados de forma masiva. La generación de artículos idénticos a los tuyos en otros dominios puede generar confusiones a los ojos de Google y es posible que los identifique como contenidos originales. Esto significa que de cara a Google tu contenido es una copia y por lo tanto te penalizará. Para evitar esto es imprescindible indexar nuestros artículos de forma inmediata tras su publicación. Además, deberemos contactar con el administrador del sitio web para pedirle que elimine las copias de nuestros artículos. En muchos casos este tipo de prácticas no son intencionadas y son el resultado de un virus que automatiza la copia y publicación de tus artículos. Para llevar un seguimiento puedes utilizar la herramienta de alertas de Google y recibirás notificaciones cada vez que se publiquen artículos idénticos a los tuyos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.