Qué es el «Intent Marketing» o el Márketing de Intención

Todas las técnicas de marketing están siempre enfocadas a un objetivo claro: mantener o potenciar las ventas. En la actualidad, cada empresa utiliza sus estrategias o herramientas para conseguir el citado objetivo. Teniendo en cuenta la importancia de la meta en sí, es necesario conocer los conceptos más destacados que favorecen el desarrollo de las actividades y la mejora de los resultados.

1 ¿Qué es el intent marketing?

El intent marketing es el conjunto de prácticas que tiene como objetivo satisfacer al usuario final; básicamente se enfoca en lo que realmente quiere o necesita en ese preciso momento.

Con esta técnica la marca en sí queda en un segundo plano, ya que lo verdaderamente importante es centrarse en el usuario. De esta forma, el cliente siempre verá sus necesidades, en productos y servicios, atendidas y cubiertas.

Para conocer la intención del cliente hay que realizar un análisis de los motores de búsqueda, de las páginas web que se visitan o de las interacciones realizadas en las redes sociales.

La intención de compra por parte de los consumidores no se basa solamente en una serie de argumentos y de conceptos. En esta fase también intervienen cuatro factores para conocer y analizar: personales, psicológicos, culturales y sociales.

2 ¿Por qué el intent marketing es tan importante para las empresas?

El intent marketing  es sumamente importante para la mayoría de compañías del mercado, ya que se abre una nueva puerta para aumentar las ventas y, por consiguiente, los beneficios. Se trata de una técnica novedosa que escapa al modelo tradicional, basado solamente en los datos relativos a la población (sexo, estado civil, profesión, etc.).

Esta herramienta representa ventajas propias que más adelante se explicarán; no obstante, también se caracteriza por algunas ventajas generales del área de marketing:

  • Establecer un medio de comunicación e información entre compañías y clientes.
  • Comprender mejor las necesidades de los consumidores.
  • Ahorrar recursos financieros.
  • Generar y conservar la confianza del usuario.
  • Mejorar los resultados a través de diversos medios.
  • Expandir la marca.

¿Los canales para el marketing de intención son las redes sociales? Sí, con Facebook e Instagram es posible analizar la intención del consumidor.

3 ¿Cuáles son las fases del intent marketing?

Una vez se conoce en qué consiste esta técnica, hay que ponerla en marcha. Son cuatro los procesos necesarios para desarrollar esta herramienta.

3.1 Análisis

En la primera fase se ha de buscar a los clientes potenciales; por ejemplo, los que compran con bastante frecuencia y siguiendo unas pautas determinadas. Una vez se tengan identificados, hay que analizar los comportamientos de los usuarios para determinar el momento más óptimo para interactuar con estos.

3.2 Captación

En esta parte hay que conocer y concretar las preferencias y necesidades del consumidor, así como sus intenciones de compra. Es la etapa más importante, ya que consiste en identificar a los clientes que tienden a realizar una compra.

3.3 Personalización

Es la fase creativa. Es decir, consiste en identificar cuáles son los canales más adecuados para la comunicación con los clientes, atendiendo a sus necesidades e intenciones de compra. También es necesario saber qué tipos de ofertas son las más adecuadas para cada consumidor, ya que no pueden ser iguales para todos los clientes.

3.4 Consolidación

Si un cliente decide apostar por la empresa adquiriendo los productos o servicios de esta, no significa que lo vaya a hacer siempre. Por ello, es necesario realizar una estrategia de consolidación con los clientes para continuar incrementando los resultados.

¿Cuál podría ser un ejemplo de intent marketing? Si una librería detecta que un cliente siempre compra libros relacionados con el mundo de la mecánica, esta empresa tiene que enfocar sus esfuerzos en ofrecerle las últimas novedades en libros relacionados.

4 Ventajas en el uso del marketing de intención

La importancia de esta herramienta radica en los numerosos beneficios que reporta su utilización:

a) Definición del consumidor ideal. Gracias a la tecnología Big Data, los especialistas en marketing pueden identificar de forma sencilla y rápida las preferencias e intereses de los clientes, teniendo en cuenta el comportamiento previo. Un patrón de conducta muy habitual es cuando el consumidor clica y se interesa por un apartado específico en la página web. De esta forma, se identifica fácilmente qué personas están interesadas en los servicios de la empresa.

b) Optimización del engagement. Con análisis de datos se consigue información de utilidad sobre quiénes son los clientes y sobre cuáles son sus intereses. De esta forma, se analiza el comportamiento de los consumidores con una marca en particular, así como el porqué interactúan con la web, por citar un ejemplo.

c) Mejora del marketing de intención. Con los nuevos avances tecnológicos, los profesionales del marketing tienen la posibilidad de conocer el tipo de contenido más efectivo a la hora de guiar a los clientes por el proceso de compra. Con ello, se determina el tipo de información necesaria a la hora de cerrar las ventas o consolidar los resultados.

d) Personalización en tiempo real. La tecnología Big Data también ayuda a los técnicos en esta área para personalizar las técnicas y herramientas dirigidas al consumidor en tiempo real. Con ello se consigue la personalización de un determinado producto o servicio que es de interés para el cliente. Con esta ventaja es posible el envío de cupones, descuentos y ofertas personalizadas, por ejemplo.

e) Optimización del rendimiento. El marketing de intención hace que los especialistas en este campo, con la ayuda de las tecnologías, impulsen y mejoren los resultados del negocio. Debido a esta ventaja se pueden alcanzar los siguientes objetivos:

  • Canalizar los anuncios para hacerlos más relevantes y destacados.
  • Impulsar las notificaciones push.
  • Optimizar ofertas y campañas publicitarias, así como publicaciones en redes sociales.

En definitiva, el intent marketing es una herramienta fundamental para cualquier empresa actual. Con esta actividad mercadológica es posible conocer en todo momento las preferencias e intereses de los clientes, siempre con el objetivo de satisfacer las posibles demandas de cada uno de ellos.

No solo somos profesionales del Marketing, somos Apasionados del Marketing.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.