Cambios en las políticas para monetización de vídeos en Youtube: ¿Cuál es su objetivo?

Todas las redes sociales del ecosistema digital cuentan con un sistema para monetizar los contenidos a partir de diferentes plataformas publicitarias. En el caso de la red de vídeo más grande de todo el mundo este método ha ido incluyendo nuevas cláusulas y modificaciones con el paso del tiempo. Sin embargo su esencia se mantiene: A partir de la creación de contenido y la difusión de vídeos Youtube es capaz de detectar de una forma tremendamente sencilla la popularidad de los mismos. A partir de ahí establece un baremo para asignar unos ingresos para los creadores de dichos vídeos.

Youtube ha cambiado su publicidad online: ¿Cuáles son las novedades?

Control sobre la creación de contenidos e incremento de restricciones

Sin embargo su política de monetización se ha visto recientemente modificada lo cual ha generado un gran impacto en la red. Una de sus principales novedades consiste en endurecer el proceso de evaluación de contenidos. A partir de ahora se debe verificar que un vídeo cuenta con un contenido “adecuado para anunciantes” según se especifica en la página oficial de Google. Esto perse no es una novedad como tal, puesto que siempre han existido controles, aunque estos anteriormente estaban más centrados en la protección de derechos de autor de terceros y copyright. Hoy la regulación se centra especialmente en la creación de contenidos. Hoy Youtube amplía sus cláusulas especificando qué clase de contenidos serán considerados como inadecuados y por lo tanto quedarán fuera de la política de monetización:

  • Imágenes de contenido sexual ya sea explícito o sugerente.
  • Contenidos violentos y que hieran la sensibilidad de los espectadores.
  • Lenguaje soez, insultante, inadecuado o que incite a la exaltación de los usuarios y pueda derivar en cualquier tipo de violencia.
  • Incitación a conductas peligrosas y dañinas: Entre ellas, la incitación al consumo de drogas, uso de armas o cualquier otro acto delictivo.
  • Contenidos que se creen alrededor de una controversia de tipo bélica o tragedias relacionadas con asuntos de tipo político.

Sin embargo, ante estas nuevas medidas la comunidad de creadores no se ha hecho esperar y ha manifestado por diferentes vías su descontento. Estas reformas a nivel de contenidos resultan inapropiadas para los creadores entre otras cosas porque todos los contenidos serán evaluados a partir de un algoritmo y en muchas ocasiones será imposible discernir entre qué contenidos han sido diseñados en clave de humor y cuáles de ellos resultan realmente ofensivos.

Política de admisión mucho más exigente

Además, este cambio en la política de monetización ha ido acompañado de otras restricciones que han dejado fuera de esta plan de monetización a una gran cantidad de creadores y por lo tanto ya no podrán percibir ingresos a partir de la plataforma.

Hasta hace relativamente poco, los creadores de contenidos sólo tenían que cumplir un único requisito para acceder al programa de partners: Contar con un mínimo de 10.000 visitas totales dentro del canal. Sin embargo, Youtube ha decidido aportar un recrudecimiento de sus políticas de admisión incluyendo dos requisitos nuevos:
  • Cantidad de suscriptores reales: Youtube ha decidido establecer un mínimo de suscriptores, siendo de 1.000 para poder acceder al programa de partners. Sin embargo, también avisa que se evaluará el origen de dichos suscriptores y no se dudará en eliminar cuentas que hayan obtenido seguidores a partir de métodos fraudulentos (como la compra de los mismos).
  • Mínimo de contenido consumido en los canales: Por otra parte no sólo bastará con haber conseguido que 1.000 usuarios se suscriban a nuestro canal. También será necesario que haya un consumo mínimo de los contenidos. La cifra se sitúa en torno a las 4.000 horas durante los últimos 12 meses antes de la evaluación del canal.

¿Qué razones hay detrás de todos estos cambios en su plataforma de publicidad online?

  • Mantener relaciones sólidas con las grandes marcas: No es un secreto que una gran cantidad de marcas reconocidas a nivel mundial han decidido retirar sus ingresos en la plataforma. Entre ellas L’Oreal París, Audi, BBC, LLoyds o el gobierno británico. ¿Las razones? Estas marcas verificaron que sus spots y anuncios estaban siendo emplazados junto a contenidos ofensivos, misóginos, homófobos, antisemitas y misántropos. Resulta obvio pensar que ninguna marca desea verse asociada a contenidos ofensivos, por lo que inmediatamente estos líderes del mercado decidieron congelar sus inversiones en la plataforma. Esto hizo saltar las alarmas dentro de las oficinas de Youtube e inmediatamente se desarrollaron nuevas propuestas y líneas de negocio para mantener relaciones de transparencia con las marcas y evitar así que se rompiesen los vínculos contractuales con las mismas. Desde que tuvieron lugar este tipo de incidentes se comenzó a trabajar en un sistema capaz de proteger no sólo a los espectadores sino también a los anunciantes.
  • Youtube es una comunidad orientada a la familia: Youtube es un espacio que ha sido diseñado desde un primer momento como un medio de medios, con un gran componente familiar. Esta probablemente sea una de las razones principales por las que la plataforma ha decidido endurecer las sanciones en todos aquellos contenidos ofensivos y habilitar las restricciones de edad. Youtube es un entorno donde debe tener cabida también la infancia y por lo tanto debe protegerla.
  • Protección de los contenidos, protección de los creadores y protección de los valores de marca: El objetivo es mantener la calidad de los contenidos que se generan dentro de la red social pero también hacerla crecer. Es importante que Youtube mantenga unos niveles de calidad mínimos para garantizar el crecimiento de la marca y de todo lo que representa. Además la protección de los contenidos lleva implícita una protección de los creadores. De alguna manera Youtube está transmitiendo el mensaje de que las marcas exigen buenos contenidos por lo que es importante que todos aquellos usuarios y youtubers que viven de la industria del vídeo vigilen sus contenidos si desean continuar percibiendo ingresos por publicidad online. Por último, Youtube está tratando de blindar sus valores y mantener la solidez de su marca. Youtube es una plataforma gratuita y abierta, pero no por ello un espacio donde reina la anarquía. Youtube apoya a los creadores de contenidos y a los buenos contenidos. Sin embargo del mismo modo que hacen sus anunciantes, pretende desmarcarse de cualquier asociación que tenga que ver con la ofensa, el conflicto o la discriminación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.