Por qué usamos la aromaterapia con aceites esenciales en nuestros espacios de trabajo

La aromaterapia irrumpe en el día a día para emplear aceites esenciales como método terapéutico. Así, restablece el equilibrio y bienestar de cuerpo y mente en beneficio de la salud y la belleza.

Un término que procede el griego “aroma”, cuyo significado es sabor dulce, y del sufijo “terapia” o tratamiento diseñado para curar. Una práctica milenaria utilizada por diferentes pueblos que la aplicaban bien por inhalación o a través del cuerpo.

¿Qué es la aromaterapia?

La aromaterapia radica en utilizar los aceites esenciales de las plantas con fines medicinales. ¿Y qué son los aceites esenciales? Se perfilan como sustancias químicas ubicadas en las plantas -raíces, corteza, hojas, flores y frutos- que son las que exhalan un aroma característico.

El vocablo fue empleado por primera vez en 1928, acuñado por el químico e investigador René-Maurice Gattefosé. Sin embargo, la aromaterapia no data de principios de siglo, sino que ya había sido empleada con anterioridad por distintos pueblos y culturas (egipcios, sumerios, babilonios, árabes, griegos y romanos, entre otros).

No obstante, a pesar de los sobresalientes beneficios que la terapia de los aromas tiene sobre el organismo, no se encuentra entre las disciplinas médicas y no está considerada una vertiente de la medicina tradicional.

¿Cómo estimula la aromaterapia el estado anímico?

Existe una estrecha relación entre lo que una persona huele y su estado de ánimo. Esto se debe a que cuando un olor se introduce por la nariz, estimula los nervios olfativos. Estos actúan enviando los olores, en forma de impulsos químicos, al cerebro. En concreto, al hipotálamo y a la parte del cerebro responsable de las emociones, la sexualidad y el hambre.

En dependencia directa con el aceite esencial empleado, este puede desencadenar una respuesta estimulante o calmante.

No es de extrañar, pues, que exista una rama de la psicología que estudie los efectos de los olores sobre la mente humana. También se detiene en por qué determinados olores evocan algunos recuerdos o despiertan determinados sentimientos.

¿Qué beneficios tiene la aromaterapia en los espacios de trabajo?

En la actualidad, muchas empresas han incorporado la aromaterapia dados sus efectos positivos en la creación de un buen ambiente de trabajo. Desde la reducción del estrés hasta la potenciación de la creatividad pasando por la mejora de la concentración y la motivación, esta terapia envuelve e incide en la productividad de los empleados.

¿Por qué la aromaterapia se utiliza cada vez más en los espacios de trabajo? El sentido del olfato es uno de los más potentes en lo que se refiere a fortalecer la mente humana. Se diferencia de otras terapias en su capacidad para potenciar la relajación y, al mismo tiempo, generar sensaciones de alegría y bienestar.

Los empleados pasan muchas horas en la oficina. Y, aunque solo sea por este motivo, es conveniente cuidar el entorno laboral. Al mismo tiempo, aunque el trabajo regala múltiples satisfacciones, puede ser fuente de crisis.

Asimismo, la salud de los trabajadores incide directamente en el centro de trabajo. A mayor y mejor salud de los profesionales, aumenta la eficacia y la productividad de la empresa.

¿Con qué fines se emplea la aromaterapia en los espacios de trabajo?

Los aceites esenciales no solo inciden en las emociones y pensamientos de las personas, sino también y, por lógica, en su comportamiento. Inundar la oficina de determinados aceites esenciales gracias a un difusor lleva aparejados unos fines que se detallan seguidamente.

Una mayor apertura

Los aromas cítricos favorecen las buenas relaciones, la apertura y la comunicación entre los empleados. Además, estimulan la alegría.

Las propiedades de aromas como el de limón se asientan en su capacidad para limpiar la mente de pensamientos negativos y obsesivos. Una forma de pensar que entorpece el día a día y pone de mal humor a las personas.

Si se conjuga el aceite esencial de limón con el de menta despertarán la mente y fomentarán la recuperación de energías disipadas o perdidas. Aquellas que pueden verse alteradas por los equipos técnicos y electrónicos que habitan en las oficinas.

Menor estrés

El estrés y la ansiedad están íntimamente ligados. Una situación estresante puede acarrear absentismo laboral. Para evitar las causas dramáticas del estrés y la ansiedad, se pueden combinar varios aceites esenciales.

Diferentes estudios han ratificado las propiedades antiestrés de muchos aceites esenciales. En concreto, se han analizado las moléculas de linalol y limoneno. Asimismo, se ha comprobado la acción sinérgica con el acetato de linalilo.

Las moléculas mencionadas se hallan en muchos aceites esenciales. Así, el limoneno se encuentra en más del 70 por ciento de esencias extraídas de la cáscara de frutas cítricas. Por otra parte, el palo de rosa, el palo de ho y el cilantro contienen más del 70 por ciento de linalol.

Por último, el acetato e linalilo se perfila como un éter que se encuentra mayoritariamente en los aceites de salvia romana, lavanda, lavandín y naranjo amargo.

Las propiedades de estos frutos y plantas, por tanto, reducen los niveles de estrés y ansiedad. Lo idóneo es emplear un difusor en el espacio de trabajo para que estas moléculas impregnen el entorno con su olor.

Hacia la introspección

Los aromas procedentes de oleorresinas sitúan a la persona en estados de introspección y contemplativos, además de la meditación. Estas actitudes generan paz mental y relajación corporal, al mismo tiempo que sitúan a la persona en la máxima concentración.

Varias investigaciones han aseverado que el llamado eucaliptol posee efectos sobre la memoria, la relajación y la concentración. Esta molécula se encuentra, principalmente, en el aceite esencial de romero.

Por su parte, los aceites esenciales de eucalipto, laurel o salvia española se emplean cuando se quiere incrementar la eficacia, se precisa una mayor concentración o un esfuerzo especial en el trabajo.

Inspiración y creatividad

Determinados aromas florales estimulan la inspiración y alientan la creatividad. No obstante, no se ha asociado ninguna familia bioquímica en especial que favorezca estos estados.

Sin embargo, por experiencia se sabe que algunos aromas de aceites esenciales favorecen la apertura del espíritu. ¿En qué beneficia la apertura espiritual? Cuando una persona se vacía y se abre, es cuando realmente surge la inspiración. Un artista sabe y siente que su obra lo transciende en cierta manera.

Con el propósito de alentar la creatividad, se puede emplear cualquier aceite esencial que resulte inspirador. Es cierto que regularmente se utilizan incienso, mirra, sándalo, laurel, flor de azahar, rosa, jazmín o la tsuga.

Los pasos para utilizar aromaterapia en la oficina

¿Cómo se puede emplear la aromaterapia en la oficina? Sencillamente, se cuenta con dos elementos básicos: aceites esenciales de calidad y un difusor.

Entre los aceites esenciales sobresalen los elaborados por la marca Young Living. Su seña de identidad radica en la sinergia creada por la investigación de vanguardia y la sabiduría milenaria.

Sus aromas desprenden calidad y vitalidad, con lo cual son ideales para crear un ambiente de trabajo donde descubrir la vitalidad natural y la riqueza vital. A través de la destilación al vapor y un prensado en frío, Young Living consigue aceites esenciales mucho más potentes que las plantas de las que proceden.

En cuanto a los difusores más eficaces, se encuentran los diseñados por Organic Aromas. Con una amplia gama de dispensadores de aceites esenciales, se caracterizan por su silencio, eficacia y belleza. En Amazon se pueden encontrar también los difusores de Organic Aromas y así nos evitamos costes de aduanas y esperas (por ejemplo: Organic Aromas Nebulización difusor de aceites esenciales Blanco, Organic Aromas Nebulización esencial puro difusor de aromaterapia aceite, Oscuro y Organic Aromas Nebulización esencial puro difusor de aromaterapia aceite, Negro).

¿Cómo funciona un difusor de nebulización de Organic Aromas? Al ser único en el mercado, brinda seguridad, es extremadamente silencioso, no ensucia y no requiere calor ni agua. Y sobre todo destaca que no usa plásticos; todo es cristal y madera o cerámica.

Dando unos prácticos y fáciles pasos, se puede incorporar la aromaterapia en el espacio de trabajo. Se describen a continuación:

  1. Se eligen aceites esenciales de calidad, 100 por cien puros y naturales.
  2. De entre la amplia variedad que se halla, se opta por el aceite esencial o la combinación de aceites que mejor se adapten al propósito que se busca.
    • Para incrementar la eficacia se puede mezclar romero, eucalipto radiata y palo de rosa. Una unión que mantiene a la persona alerta, despierta y concentrada.
    • Si se quiere favorecer la confianza en uno mismo y la voluntad se puede optar por la combinación de laurel, romero y menta piperita.
    • Aliviar y frenar el estrés es sencillo gracias a la composición hecha con ravintsara, mejorana y semillas de cilantro.
  3. La mezcla elegida se incluye en un difusor que distribuirá la esencia por vía atmosférica. La cantidad de aceite que se pone en un difusor se sitúa entre las 15 y las 20 gotas. Se torna relevante que se respete la cantidad de aceite recomendada por el fabricante y el respeto de las normas de uso.

Con respecto al tiempo que debe estar en funcionamiento un difusor, lo aconsejable es que sean dos o tres veces por día durante una media hora.

Nosotros estamos encantados con los aceites esenciales

En definitiva, el empleo de aceites esenciales en el trabajo redunda en unos sustanciales beneficios para la creación de un óptimo ambiente laboral. Sus fines terapéuticos se enraízan en la mejora de la comunicación entre compañeros, la disminución del estrés, la apertura hacia la inspiración y la concentración.

Cualidades que se hacen efectivas gracias al empleo de una combinación de aceites esenciales y de un difusor que impregna de ellas el ambiente de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.