Despenalización de proyectos web

Desde que Google empezó en febrero de 2011 a penalizar proyectos web por contenido duplicado, contenido de baja calidad, contenido copiado, etc (Google Panda) y a perseguir a los que compran enlaces y tienen enlaces hacia su página web que ellos consideran tóxicos (Google Penguin), hay muchos proyectos online que reciben una penalización automática o manual y literalmente desaparecen de los resultados de búsqueda.

Estas páginas web en la mayoría de casos se pueden sacar de la penalización, tanto si es un tema de contenidos como si es un tema de enlaces. No obstante dependiendo de la magnitud de lo que ha provocado la penalización, el esfuerzo a realizar puede ser considerable.

En el tema de despenalización de enlaces nos centramos en el buscador Google, ya que son los que más publicidad le están dando a estos temas con sus actualizaciones de algoritmo y la sección de penalizaciones manuales dentro de Google Webmaster Tools. Bing también se está poniendo las pilas en todos estos temas, pero las webs penalizadas por ellos de momento no son muchas y las que penalizan por lo visto lo han hecho francamente mal.

Existen dos tipos de penalizaciones que hay que distinguir: Las penalizaciones manuales y las automáticas / algorítmicas.
Las manuales aparecen dentro del apartado “acciones manuales” de Google Webmaster Tools y nos indican cual es la “infracción” que se ha cometido (por ejemplo enlaces no naturales) y si afecta a toda la página o solo a una parte.

Cuando la penalización es algorítmica, no se recibe ningún aviso en Google Webmaster Tools, pero en los días posteriores al lanzamiento de una modificación del algoritmo, el número de impresiones en los resultados de búsqueda baja, el CTR de los resultados de búsqueda baja y la posición media de las palabras clave también baja; además de pasar, en determinados casos, las palabras clave que estaban posicionadas en primeros resultados a páginas más allá de la décima o desaparecer completamente.

Salir de una penalización manual de Google

Ante todo hay que destacar que una penalización manual la impone una persona de Google. No es un tema algorítmico ni automático. Ha sido una persona la que ha impuesto la misma. Y solo otra persona de Google va a poder levantar la misma. No se levanta automáticamente en ningún caso; siempre hay que pedir una reconsideración y que nos la acepten.

Cuando nos enfrentamos a una penalización manual, lo primero es: Analizar la razón de la penalización. Hay dos tipos de penalizaciones manuales, por contenido y por enlaces.

En ambos casos el primer paso es analizar las razones que puedan haber llevado a esa penalización. En el caso de una penalización por contenido hay que analizar todos los aspectos relacionados con los contenidos publicados (extensión, duplicidad, calidad, cantidad, etc). En el caso de una penalización por enlaces hay que analizar todos los enlaces entrantes a la web (todos, no solo los que encontramos en Google Webmaster Tools) y evaluar la toxicidad de los mismos.

Con este análisis preliminar, hay que evaluar si merece la pena invertir esfuerzos y dinero en sacar el dominio de la penalización.

Si es interesante apostar por la despenalización, el siguiente paso es crear la estrategia y finalmente ejecutarla.

Dentro de la estrategia de despenalización por enlaces, se incluye la confección del archivo DISAVOW con todos los enlaces / dominios tóxicos para subir a Google Webmaster Tools y que no los tenga en cuenta. Además se confecciona el archivo hoja de cálculo de Google Drive con todos los enlaces tóxicos eliminados e introducidos en el archivo DISAVOW. Este archivo de Google Drive va a ser el que se le adjunte a la solicitud de reconsideración.

En ambas despenalizaciones está incluido el texto a enviar a Google solicitando la reconsideración. Toda la correspondencia con Google se realiza en inglés, maximizando así la compresión de los evaluadores. Aunque el texto que vemos en Google Webmaster Tools aparece en castellano, no quiere decir que la persona que lo haya revisado hable castellano; son textos estándar (de hecho se puede ver fácilmente cambiando el idioma de Google Webmaster Tools; entonces el mensaje aparece en inglés).

¿Cuánto se tarda en levantar una penalización?

Este es un tema complicado de establecer, porque se puede tardar desde unos días a varios meses. Todo depende de cuantos contenidos haya que revisar y modificar o cuantos enlaces haya que eliminar. Si hablamos de unos pocos contenidos y unos cientos de enlaces, se tardará menos que si hablamos de cientos de contenidos y cientos de miles de enlaces. Y finalmente está el tiempo que tarda Google en responder a la solicitud de reconsideración: Hoy en día ya no tardan unos días en contestar, sino unas semanas.
Además existe la posibilidad de que Google no acepte la reconsideración y haya que presentar una reconsideración adicional.

¿Por qué hay veces que Google no levanta la penalización?

Para que Google elimine la penalización manual, tiene que estar convencida la persona que revisa nuestra solicitud de que hemos hecho el esfuerzo suficiente para cumplir las directrices que nos marcan.
En el tema de los contenidos, normalmente, si hemos hecho bien el trabajo, levantarán la penalización. Si hemos decidido no revisar y modificar todos los contenidos para ahorrar tiempo y dinero, podemos encontrarnos con que Google no levante la penalización hasta que no piense que nuestro esfuerzo ha sido suficiente. Siempre es el cliente el que decide hasta donde quiere llegar y cuanto arriesgar; eso si, con nuestro asesoramiento.

En el tema de los enlaces hay muchos más factores que influyen para que Google no levante la penalización. Aunque nosotros analizamos todos los enlaces de ejemplo que nos proporciona Google a través de Google Webmaster Tools y usamos todas las herramientas profesionales más importantes del mercado, hay enlaces que se nos pueden escapar. ¿Por qué? Google muchas veces en cuenta enlaces a nuestro sitio web que desde hace meses no existen. Esto sobre todo pasa en las webs con poco tráfico y autoridad, por las cuales el robot de Google no pasa habitualmente. Si estos enlaces no están entre los enlaces de muestra de Google Webmaster Tools es complicado encontrarlos, porque las herramientas profesionales en casi todos los casos son más eficientes que Google. Cuando Google nos rechaza una reconsideración, nos da siempre 3 enlaces de muestra que sigue considerando tóxicos. Y estos 3 ejemplos normalmente no están en el listado de enlaces de muestra que podemos descargar desde Google Webmaster Tools.

Por otro lado, en los enlaces también influye mucho la agresividad con la cual los eliminamos, a más enlaces eliminados o introducidos en un archivo DISAVOW más probabilidades tendremos que aprueben la reconsideración. Pero hay que tener mucho cuidado: Todo enlace eliminado es un enlace menos que tiene la web y un enlace menos con un texto de enlace determinado. Esto significa, que para volver a tener las mismas posiciones en el buscador que antes de la penalización, hay que hacer linkbuilding para compensar los enlaces que se quitan.

Lo más rápido es eliminar todos los enlaces que puedan ser tóxicos, aunque el esfuerzo para compensar los enlaces eliminados va a ser mayor. Por tanto si se decide no eliminar todos los enlaces, podemos encontrarnos con que Google no levante la penalización hasta que no piense que nuestro esfuerzo ha sido suficiente. Siempre es el cliente el que decide hasta donde quiere llegar y cuanto arriesgar; eso si, con nuestro asesoramiento.

Una vez levantada la penalización, ¿van a volver mis rankings a ser como antes?

En las penalizaciones por contenido, probablemente sí, de hecho si se ha realizado bien el trabajo, incluso sean mejores.
En las penalizaciones por enlaces, solo ocurrirá recuperaremos los rankings si todo enlace eliminado se ha reemplazado con un enlace de calidad.
No obstante hay que tener en cuenta lo siguiente: Google ha afirmado en varias ocasiones que el dominio no volverá a estar posicionado como antes, hasta que no haya un refresco del filtro o algoritmo al que hace referencia la penalización manual. En el caso de contenido hay que esperar a un refresco de Panda y en caso de enlaces a un refresco de Penguin. Esto sabemos que en muchas ocasiones puede ser muy desesperante, pero depende única y exclusivamente de Google.

Destacar que siempre conseguimos levantar la penalización de los clientes con los que trabajamos.

Salir de una penalización algorítmica de Google

Las penalizaciones algorítmicas / automáticas de Google se aplican automáticamente. En este caso no interviene ninguna persona de Google. Todo lo hace la máquina. Por eso no aparece dentro de “acciones manuales”, ni tampoco hay que representar una reconsideración.

En las penalizaciones algorítmicas tenemos que averiguar primero cual es la razón por la cual se ha penalizado una web.

¿Cómo nos damos cuenta? Porque el tráfico desde Google de un día a otro ha caído de forma considerable (Google Analytics). el número de impresiones en los resultados de búsqueda baja, el CTR de los resultados de búsqueda baja y la posición media de las palabras clave también baja (Google Webmaster Tools); además de pasar, en determinados casos, las palabras clave que estaban posicionadas en primeros resultados a páginas más allá de la décima o desaparecer completamente.

¿Cómo podemos saber por qué nos han penalizado de forma automática? Buscando las fechas de las actualizaciones de los algoritmos y comparando las caídas de tráfico desde buscadores con las fechas de los mismos. Así podemos determinar qué algoritmo nos ha penalizado.

Una vez hemos determinado la razón de la penalización, el trabajo a realizar el mismo que en las penalizaciones manuales, solo que en este caso no presentaremos ninguna reconsideración, porque no hace falta (y tampoco se puede).

En este caso pasa lo mismo que en las penalizaciones manuales: Hay que esperar al refresco del filtro / algoritmo para ver si ha funcionado el trabajo realizado.

¿Qué servicios ofrecemos en relación a la despenalización de dominios?

  • Estudio preliminar de la situación: Detección de la penalización + Tipo de penalización + Análisis preliminar
  • Estudio completo de la situación, incluyendo en el caso de penalización por enlaces, la evaluación de todos los enlaces tóxicos.
  • Estrategia de despenalización y determinación de acciones a tomar.
  • Ejecución de las acciones para la despenalización, en acuerdo con el cliente respecto al alcance de las mismas.
  • En el caso de penalización por enlaces: Creación del archivo DISAVOW con los enlaces tóxicos para subir a Google Webmaster Tools.
  • En el caso de penalización manual: Preparación de la documentación para enviar y solicitar la reconsideración, incluyendo el texto de reconsideración y las hojas de cálculo demostrando los trabajos realizados.

¿Quieres despenalizar tu web? Pregúntanos como podemos ayudarte a ello.