Auditoría de enlaces tóxicos

En abril del 2012, Google se puso serio y empezó a perseguir el mal uso de enlaces o backlinks. El mal uso de enlaces para Google es todo lo que va en contra de sus directrices y sirva para intentar manipular los resultados de búsqueda a nuestro favor. Esto incluye la compraventa de enlaces, el poner miles de enlaces en sitios de poca autoridad, etc. Técnicas que hace unos años se utilizaban para crecer rápidamente y que años después les afectan.

Abril de 2012 fue la fecha en la cual hizo su aparición Google Penguin, un filtro de su algoritmo de búsqueda que penalizaba todas aquellas webs que hubiesen hecho un uso de los enlaces contrario a sus normas. O por lo menos penalizaba todas aquellas webs que el algoritmo consigue pillar. Desde entonces ha habido varias versiones que cada vez van refinando más su funcionamiento.

Google Penguin ha conseguido hundir webs en lo más profundo de los resultados de búsqueda de Google.

Para penalizar una página web por los enlaces entrantes que apuntan a la misma, Google siempre parte de la base que esos enlaces los ha puesto el propietario del dominio, aunque hoy en día esto no siempre es así (aunque sí en la mayoría de los casos).

Para conocer el estado del perfil de enlaces, lo mejor es realizar una auditoría de enlaces tóxicos. En esa auditoría se analizan todos los enlaces de ejemplo que nos proporciona Google a través de Google Webmaster Tools y usamos todas las herramientas profesionales más importantes del mercado para construir un perfil de enlaces combinando todos ellos. Si además el propietario del dominio tiene los informes de las empresas de “linkbuilding” que utilizó en el pasado con el listado de enlaces que le pusieron, también se vuelven a comprobar si los mismos están incluidos en el listado anterior y sino se verifica si siguen existiendo.

Con todos estos datos se analizan todas las URL que enlazan evaluando la calidad de cada uno de esos enlaces: buenos y naturales, sospechosos o tóxicos. Con toda esta información se construye el perfil de enlaces y nos permite conocer el riesgo de penalización por Penguin.

Junto al informe de los enlaces y su evaluación, también se crea un archivo DISAVOW para subir a Google Webmaster Tools e indicarle a Google cuales son los enlaces que no queremos que se tengan en cuenta para el perfil de enlaces de la página.

La creación del informe de auditoría de enlaces tóxicos, también está incluido en la despenalización de proyectos web, ya que esa información es vital para conseguirla.

¿Qué servicios ofrecemos en relación a la auditoría de enlaces tóxicos?

  • Recopilación de todos los enlaces hacia la web.
  • Evaluación de la toxicidad de todos los enlaces.
  • Creación del archivo DISAVOW con los enlaces tóxicos
  • Informe de auditoría de enlaces tóxicos.

¿Quieres despenalizar tu web? Pregúntanos como podemos ayudarte a ello.