Optimización de la tasa de conversión / CRO

En cualquier presencia en Internet, lo importante no es el número de visitas que recibe, sino la tasa de conversión de esas visitas. Las visitas por si solas no nos van a traer ingresos, aunque si que van a ocasionar gastos. A más visitas, más capacidad de servidor necesitamos; pero si estas visitas no convierten, no son rentables.

Bajo conversión entendemos que el usuario que visita nuestra página web realice cualquiera de las acciones que nosotros hemos fijado como objetivo de la página web: Una compra, la suscripción a un boletín de noticias, el envío de un formulario de contacto, iniciar un chat, descargar una ebook, etc.

Y el objetivo de cualquier presencia web tiene que ser maximizar la tasa de conversión, o sea, maximizar el porcentaje de usuarios que navegan por la web y que realicen una de las acciones que consideramos una conversión.

Aquí es donde entra en juego la optimización de la tasa de conversión (en inglés: CRO: Conversion Rate Optimization).

Al optimizar la tasa de conversión lo que conseguimos es rediseñar la página web de tal forma que incite al usuario a convertir. En la mayor parte de los proyectos online esto es un aspecto olvidado, pero que si se trabaja adecuadamente, tiene un retorno de la inversión muy elevado.

Al abordar un proyecto de este tipo, lo primero que hacemos es recopilar durante unos días el comportamiento de los usuarios en la página web actual. De ese análisis obtenemos un mapa de calor que nos indica las zonas de la página web en las cuales el usuario se ha fijado y donde ha hecho click; además de un resumen del recorrido que realiza desde que aterriza en la web hasta que la abandona.

El siguiente paso es realizar tests de usuario grabados, donde un grupo de personas que no conozcan la web recibe unas instrucciones de acciones que tiene que completar en la página y se graba tanto su comportamiento en la página web como su expresión fácil.

Después de este análisis preliminar, se pasa a la fase de los cambios. Estas modificaciones pueden ir desde crear landing pages específicas orientadas a la conversión, destacar elementos de la web con los cuales se vayan a obtener conversiones, eliminar elementos, cambiar elementos de lugar, etc y todo ello probando cambios con tests A/B.

Los tests A/B son nuestros gran aliado a la hora de optimizar la tasa de conversión de una web y a la hora de plantear cualquier cambio de diseño o estructura. Mediante un test A/B mostramos a los usuarios páginas con diseños optimizados de distinta forma y sacamos conclusiones. A más usuarios que tenga la web, más rápido se pueden sacar las conclusiones y más cambios se pueden probar en menos tiempo.

Y este proceso se va repitiendo hasta que los resultados sean los deseados.

Es muy importante tener en cuenta que el CRO no es una ciencia exacta. Se van realizando modificaciones y comprobando la efectividad de las mismas y luego optimizando paso a paso con las conclusiones.

¿Qué servicios ofrecemos en relación a la Optimización de la tasa de conversión (CRO)?

  • Estudio del comportamiento del usuario en la web actual.
  • Propuesta de cambios a realizar en el diseño de la página web para aumentar las conversiones.
  • Propuesta de landing pages.
  • Opcional: Dependiendo de la plataforma, los cambios del diseño de la página y los podemos realizar nosotros., al igual que la creación de las landing pages.
  • Informes de resultados.

¿Quieres aumentar la tasa de conversión de tu web? Pregúntanos como podemos ayudarte a ello.