Mamá. Papá: Me voy a hacer empresario de Internet.

Suerte. Y si estáis convencidos: Adelante. Seguro que nos encontramos pronto en algún cliente potencial.Voy a abrir una empresa de páginas web, marketing online y gestión de redes sociales“.

Esta es una frase que en las últimas semanas hemos oido en repetidas veces (más de 5) y de distintas personas (desde conocidos lejanos hasta amigos). Parece que nuestro sector sigue estando de moda y que la percepción es que es sencillo establecerse y empezar a ganar mucho dinero.

Como normalmente no nos escuchan cuando les aconsejamos que se lo vuelvan a pensar bien porque piensan que nos asusta la competencia, lo cual volvemos a reiterar que no es así, ya que por algo llevamos más de 10 años trabajando en el sector con cientos de proyectos y clientes satisfechos.

La verdad es que no es nada sencillo empezar una empresa de Internet desde cero y sin conocimientos avanzados del tema. Por esta razón hemos decidido escribir esta entrada de nuestro blog para invitar a todos aquellos que quieren emprender en el mundo de Internet a que reflexionen.

Así cuando alguien vuelva a venir a contarnos que quiere abrir una empresa de Internet y que quiere nuestra aprobación (y/o ayuda), le indicaremos que primero se lea este post y que luego seguiremos hablando:

 

(1) La idea de montar un negocio propio es un sueño que mucha gente ha tenido alguna vez en su vida y su primer paso debería de ser un autoanálisis de la persona (o personas) que emprende. Para tener éxito el emprendededor debe contar con una serie de cualidades y capacidades (entre las que se encuentran):

  • Confianza en uno mismo
  • Iniciativa y capacidad para enfrentarse a nuevos retos
  • Empuje, motivación e ilusión por el proyecto emprendido
  • Realismo, objetividad y seriedad en los planteamientos
  • Elevada capacidad de trabajo y de entrega
  • Capacidad para evaluar el entorno, detectar oportunidades y aprovecharlas
  • Flexibilidad y polivalencia
  • Capacidad creativa y espíritu innovador
  • Orientación al mercado y al cliente
  • Facilidad para las relaciones interpersonales
  • Capacidad para la comunicación
  • Capacidad para formar un equipo, dirigirlo y motivarlo
  • Disponibilidad de tiempo
  • Constancia, tenacidad, compromisoy responsabilidadpersonal
  • Estabilidad emocional, entereza y fortaleza de carácter
  • Valores éticos e integridad
  • Capacidad para establecer y culminar objetivos concretos
  • Capacidad de organizar y coordinar todos los medios a disposición del proyecto empresarial
  • Capacidad de planificación a corto, medio y largo plazo
  • Orientación hacia metas específicas y seguimiento sistemático de resultados
  • Capacidad de previsión
  • Capacidad para tomar decisiones y resolver problemas
  • Capacidad para asumir riesgos y aprender de los posibles reveses
  • Tolerancia a la presión y a la incertidumbre
  • Alta resistencia a la frustración
  • Capacidad para contrastar experiencias ajenas
  • Capacidad de aprendizaje y disposición para la formación continua
  • Interés por ampliar conocimientos referidos al sector de actividad del proyecto empresarial

 

(2) Una vez que el emprendedor tiene claro que cumple estos requisitos de éxito, el siguiente paso es realizar un análisis exhaustivo de la idea de negocio:

  • ¿Por qué quieres montar una empresa de base tecnológica?
  • ¿Conoces bien los productos o servicios que van a ser la base de tu negocio?
  • ¿Estás plenamente convencido de que puedes abrirte paso en el mercado?
  • ¿Tu idea de negocio aporta algún componente innovador o diferenciador respecto a tus competidores?
  • ¿Tu idea de negocio es realista?
  • ¿Es técnicamente posible?
  • ¿Es económicamente realizable?
  • ¿Su rentabilidad va a justificar los esfuerzos necesarios para su puesta en marcha?
  • ¿Crees que tienes suficiente formación y experiencia para llevarlo a cabo con éxito?
  • ¿Reúnes, en este momento, las condiciones suficientes para realizarlo?

 

(3) El tercer paso es pensar como se obtienen los clientes, porque lo importante de una empresa es que tenga clientes.

Queremos citar aquí a Jose María Gil que lo resume muy bien:

Cuando hablo con amigos o conocidos que quieren emprender esta es la pregunta que recibo más a menudo: ¿En que debo centrarme? ¿En desarrollar un mejor plan de negocio?¿En mejorar la página web? etc…
La respuesta a esta pegunta puede dar pie a debate y discusión, pero desde mi punto de vista existen, y lo que yo siempre recomiendo son 5 cosas:

  • Al empezar tu nuevo negocio te debes enfocar en CONSEGUIR CLIENTES
  • Al empezar tu nuevo negocio te debes enfocar en CONSEGUIR CLIENTES
  • Al empezar tu nuevo negocio te debes enfocar en CONSEGUIR CLIENTES
  • Al empezar tu nuevo negocio te debes enfocar en CONSEGUIR CLIENTES
  • Al empezar tu nuevo negocio te debes enfocar en CONSEGUIR CLIENTES

Lo más importante es tener acceso a potenciales clientes, para lo que cual será muy importante tener contactos y realizar mucho networking. Debes plantearte las siguientes preguntas:

  • ¿Cuántos contactos tengo a los que poder ofrecer nuestros servicios?
  • ¿Estos contactos confían en mi y están dispuestos a venirse con una empresa nueva sin proyectos de éxito?
  • ¿Estos contactos los tengo tan fidelizados que estarían dispuestos a dejar su proveedor habitual y venirse conmigo, saltando al vacío?
  • ¿Los contactos pertenecen a empresas lo suficientemente grandes para que nuestros servicios les sean interesantes y se puedan rentabilizar?

 

(4) Y el último paso es identificar las necesidades de financiación y las opciones de como obtenerla. No hay que olvidar que la Ley 15/2010, de 5 de julio, de modificación de la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, fija un periodo máximo de pago de sesenta días, que además comenzarán a contarse a partir de la fecha de recepción de las mercancías o prestación de los servicios. Lamentablemente esto en España no lo está cumpliendo nadie (o casi nadie) y esto hay que tenerlo muy presente a la hora de emprender una empresa. Aunque se ofrezcan servicios (y no haya que comprar materias primas o mercaderías), hay que pagar gastos generales, sueldos, etc.

 

Si contestas a todas las cuatro cuestiones de forma afirmativa, ya puedes ponerte a realizar un plan de empresa exhaustivo. Si no las contestas de forma afirmativa, deberías replantear la idea de negocio y como llevarla a cabo.

Nuestro mayor valor añadido son cientos de caso de éxito y nuestra experiencia de más de 10 años en el sector.

Si quieres entrar a competir, deberías tener:

  1. Conocimientos avanzados de la temática,
  2. Un valor añadido claro frente a los que llevamos años en las nuevas tecnologías aplicadas a las empresas,
  3. Acceso a clientes que vayan a comprar tus servicios (contactos) y
  4. Acceso a financiación.

 

Si después de haber leído esto sigues teniendo ganas de abrir una empresa de creación de páginas web, marketing online y gestión de redes sociales: Adelante. Nos encanta que este sector vaya evolucionando y creciendo. Te damos la bienvenida a este apasionante mundo. 

 

Esta entrada tiene 2 comentarios

Comentarios más nuevos