Entrevista a Sit Down Manolito

Periódico Gente - número 57 - año 2 - del 30 de enero al 6 de febrero de 2009 (Sit Down Manolito)Periódico Gente Valencia
Número 57 – año 2
Del 30 de enero al 6 de febrero de 2009

Nos encontramos con los dos componentes de SIT DOWN MANOLITO bien por la noche en una cervecería de L’Eliana, a la cual son asiduos. Daniel Carrión y Daniel Romero, sentados delante de una gran cerveza triple y un cubata de ron en tubo, nos cuentan sus comienzos como monologuistas de café teatro y sus proyectos actuales.
Amigos de toda la vida, empezaron su andadura cómico-lúdica allá por el año 2004 cuando un buen día decidieron subirse juntos al escenario de su falla de L’Eliana. Desde allí dieron su particular visión de una comisión fallera desde dentro, es decir, no dejaron títere con cabeza con el fin de contar con humor las verdades más incomodas. Esto gustó a los asistentes y desde entonces han paseado sus monólogos por multitud de escenarios, siempre tratando de hacer reír a los espectadores. Su nombre artístico proviene de una maraña de historias entrecruzadas, destacando la de un perro salchicha llamado Manolo con cuyos actos se sentían muy identificados. Tras largas deliberaciones para seleccionar el nombre entre “Sit Down Manolito” y “Nolotil Begut” se decantaron por el primero. Hoy por hoy siguen haciendo honor a ese perro que les observa con cara seria desde algún lugar. De sus dos componentes, el precursor dentro del mundo del humor fue Daniel Romero. Gracioso por naturaleza, este joven de L’Eliana nació para imitar, y así lo demostró desde su más tierna infancia haciendo reír a propios y extraños con sus infinitos recursos y un savoir faire casi innato. Ya en edad de cobrar se preparó para su primer monólogo en solitario ante un público más amplio que su grupo de amigos, y consiguió su objetivo de hacer reír a la gente. Luego llegó el otro… Daniel Carrión no se había planteado seriamente la posibilidad de actuar, pero ante los cantos de sirena de su amigo asegurándole que hacer reír era lo más bonito que hay, no se lo pensó dos veces. Más vergonzoso y con un humor diferente, pero compatible, al de su compañero, aporta la diligencia necesaria para ensayar. Sus actuaciones siempre son de lo más variopinto, interpretando ambos a un elevado número de personajes en cada actuación e intentando hacer partícipe al público asistente para meterlos en su mundo de la risa.

Vosotros, aparte de beber cervezas y copas, ¿me podéis explicar qué hacéis?
Intentamos hacer reír. Ese es nuestro objetivo principal. Cosa que no es fácil, pero pensamos que no se nos da mal del todo. Sea porque somos divertidos o porque somos unos payasos, pero la gente disfruta con nuestros monólogos.

¿Vuestras historias de dónde surgen?
Las historias surgen de intentar llevar al extremo las situaciones cotidianas, básicamente decir lo que todo el mundo piensa y nadie se atreve a decir, desde un prisma de respeto. No obstante, siempre hay alguien que se siente atacado, pero normalmente se lo toman con humor.

¿Os sentís identificados con vuestros personajes?
El 90% de los personajes que se asignan a uno de los actores, es porque se siente identificado de alguna forma con el mismo y así lo puede representar de forma convincente. A Dani Romero le encanta hacer de mujer, ya que se identifica plenamente con ellas.

De ser monologuista de café teatro, ¿se puede vivir?
Hoy por hoy: No. Nosotros tenemos nuestros trabajos que nos ocupan gran parte del tiempo que deberíamos de dedicar a ensayar; pero, de momento, como realización personal más que negocio está bien. No pretendemos vivir de nuestros monólogos, sino divertir y hacer reír, además de poder pagar nuestras copas y las de nuestros amigos después de la actuación.

En su página web www.sitdownmanolito.com se puede encontrar más información y sus próximas actuaciones.

Entrevista y foto realizada por:
Ramón Rautenstrauch

Descarga la noticia en PDF: Periódico Gente (número 57)