Alojamiento en la nube: El futuro desconocido por muchos

Después de los problemas que tuvimos el 30 de junio de este año con la caída de la “Nube” de Amazon, la cual también afectó a redes sociales y webs de relevancia mundial (como Pinterest, Instagram y NetFlix), habíamos perdido la confianza en estas tecnologías administradas por empresas tan grandes e inaccesibles. Pero ahora hemos decidido volver a darle una oportunidad después de las conversaciones con un cloud broker (figura que explicaremos más adelante).

Os ponemos en situación: El 30 de junio AMAZON AWS volvía a fallar (decimos volvía a fallar porque ya había tenido algunos fallos menores anteriormente, pero ninguno como este) debido a una tormenta afectando a gran parte de sus clientes. Al parecer algunos generadores fallaron dejando parte del servicio S3 (almacenamiento) inoperativo, empresas con centenares de miles de usuarios como Instagram, Netflix o Pinterest se veían afectadas durante gran parte del fin de semana.

OJO: La tecnología falla, son ciertas todas las bondades de La Nube pero hay momentos que estamos expuestos a errores imprevisibles. Nadie debe pensar que nunca va a fallar el servicio por estar en La Nube. Si no queremos que falle, necesitamos redundancia, diseñando el servicio en diferentes ubicaciones (mirrors); pero esta redundancia vale dinero (y cuantos más datos tengamos, más valdrá).

Pero para ser honestos, los entornos Cloud fallan mucho menos que los alojamientos tradicionales (por su envergadura, procesos, monitorización, etc). Este 2012 sobre todo hemos tenido problemas con datacenters españoles, con los cuales llevamos unos meses de desesperación que no le deseamos a nadie. Aunque hay excepciones que nos han sorprendido por todo lo contrario.

Y de hecho desde el 30 de junio de 2012 a nostros no nos ha vuelto a fallar AMAZON AWS.

 

¿Y qué es exactamente un entorno cloud o la computación en La Nube?

El Cloud Computing es el resultado de servidores muy avanzados y potentes unidos a un software que permite ejecutar de forma eficiente distintos sistemas operativos independientes en un mismo servidor, asignándole dinámicamente recursos.

Todo esto ofrecido desde un centro de proceso de datos será Cloud Público, si lo utilizamos en nuestra intranet será Cloud Privado y la combinación de ambos es lo que se conoce como Cloud Híbrido.

 

¿Cómo puede la nube ayudar a las PYMEs españolas? Entre las PYMES existe un gran desconocimiento acerca de las tecnologías Cloud y de las ventajas que pueden aportarles.

  • La mayor ventaja que obtenemos es el pago por uso. No nos hace falta contratar un servidor con muchos recursos pensando en el futuro.
  • Y el Cloud Computing nos permite expandir y escalar conforme vamos creciendo (y pagando conforme vamos consumiendo más recursos).

 

¿Para qué necesito el Cloud Computing si ya tengo un servidor de alojamiento web?

  • El Cloud Computing tiene bastantes ventajas sobre el alojamiento web tradicional. La ventaja fundamental es que no necesitamos dimensionar desde el principio el servidor basándonos en las necesidades futuras que podemos tener; se paga por lo que usa y se puede ampliar en cualquier momento.

 

Os dejamos una pequeña comparativa entre alojamiento tradicional y cloud computing:

  • Equipos:
    • Alojamiento tradicional: Inversión o alquiler con permanencia mínima en equipos hardware.
    • Cloud Computing: Ausencia de inversión. Todo se convierte en gasto corriente con coste por uso.
  • Plazos de entrega, aprovisionamiento y puesta en marcha
    • Alojamiento tradicional: Plazos de entrega en función del tipo de hardware a emplear, llegando a ser muy dilatados en caso de soluciones muy personalizadas.
    • Cloud Computing: Aprovisionamiento inmediato y automatizado en tan sólo unos minutos.
  • Costes
    • Alojamiento tradicional: Se adquiere o alquila equipamiento con unas capacidades determinadas, que tiene un coste fijo mensual.
    • Cloud Computing: La filosofía es pago por uso. El coste es en función de las necesidades reales y es posible redimensionar en cualquier momento sin penalización alguna.
  • Redundancia
    • Alojamiento tradicional: Si se requiere redundancia es necesario instalar el doble de equipos y configurarlos adecuadamente.
    • Cloud Computing: El entorno es completamente redundante sin sobrecoste.

 

¿Cuáles son los pilares del Cloud Computing?

Cualquier estrategia de Cloud Computing debería de estar basada en mayor o menor medida en los siguientes 4 pilares, que son las ventajas fundamentales de La Nube y que si se utilizan adecuadamente nos darán una ventaja competitiva importante frente a la competencia.

  • Aprovisionamiento inmediato de recursos: Los recursos que necesitamos para nuestra solución online: servidores virtualizados (vps), IPs, almacenamiento, sistema operativo, etc… y que además nuestro proveedor sea capaz proporcionarlos en tiempo real, bajo demanda. En el Cloud Computing no vale: “Mañana o dentro de un par de días lo tendrás”. Por ejemplo, pedimos un servidor y en minutos lo tenemos listo para empezar nuestro proyecto.
  • Administración cómoda de Configuraciones: Conjunto de parámetros para servidores, parámetros de instalación, imágenes con pre-ajustes… En resumen, todo lo que habitualmente necesitamos para poner en marcha un servidor debe estar disponible inmediatamente y de forma cómoda.
  • Automatización de procesos: El Cloud permite que el consumo de recursos y las tareas repetitivas puedan ser automatizadas de manera que los costes en administración se reduzcan. Por ejemplo si vendemos un ERP online podemos automatizar su instalación en el momento en el que el cliente ha realizado el pedido, sin intervención de técnico alguno. Estos son los valores añadidos que ofrecen las tecnologías Cloud.
  • Monitorización y corrección automática de errores: Servicios de diagnóstico y monitorización de los servicios, que evitan costes de administración de servidores.

 

Esto parece muy complicado, ¿no?

Según la Wikipedia: En este tipo de computación (Cloud Computing) todo lo que puede ofrecer un sistema informático se ofrece como servicio de modo que los usuarios puedan acceder a los servicios disponibles “en la nube de Internet” sin conocimientos (o, al menos sin ser expertos) en la gestión de los recursos que usan.

Esto es cierto en un primer momento (el primer pilar que comentábamos antes: Aprovisionamiento inmediato de recursos), pero se va complicando conforme vamos utilizando los otros tres pilares del Cloud Computing. Por eso la mejor forma para integrar y centralizar numerosos servicios de Cloud es mediante la asistencia de especialistas denominados Cloud Services Brokerages (CSB).

 

En unos días os hablaremos de los CSB (Cloud Services Brokerages) y sus ventajas. Y sobre todo por qué nosotros aconsejamos utilizarlos y los utilizamos.